045/365


 Hoy ha lucido el sol como pocos días últimamente. Ha sido uno de esos días en los que apetece realmente ir a dar un paseo en familia, sobre todo en un día señalado por el calendario para celebrar el amor, el hamor y lo que cada uno quiera, consumismo para unos, nostalgia para otros e incluso para muchos dolor, alegría o la mezcla de los dos.

Este día no significa gran cosa para mi, en cuanto a celebración o algo de especial que pueda sentir que tiene. Hoy me ha tocado trabajar y tampoco es que pudiese preparar ni recibir nada demasiado amoroso que no sea la falta de problemas en mi puesto.

Pero sí que tiene un gran significado en cuanto al concepto sobre el cual gira esta celebración (y no me refiero al uso consumista). Me recuerda, sobre todo cuando lo paso en la más absoluta soledad, que el amor se demuestra a diario, caminando juntos por la vida. Que soy un tipo con mucha suerte. He encontrado el amor hace ya década y media cuando creía que era imposible hallar cosa semejante, tras un duro varapalo que marcaría el resto de mi existencia y cambiaría por completo mi carácter y mis relaciones de tipo social.

Eso es lo más importante de este día. El reflexionar y seguir entendiendo que el mayor tesoro lo tienes muy cerca. El verdadero amor viene de la persona que lleva quince años aguantando altibajos y sin producirse nunca un enfrentamiento. Dicen que es normal que una pareja discuta. Yo con la mía no sé qué significa eso. Dicen que quién asegura que en pareja no tiene discusiones, miente. Pues yo seré un mentiroso compulsivo, pero esto lo lee mi pareja... o eso creo... 

Amor es el que siente una vida que ha nacido a tu vera y ha crecido cada día viendo tu rostro y aguantando tus manías y tu seriedad a la hora de hacer las cosas. Porque mi hija no lo tiene fácil. Soy un tipo que educa desde la rectitud y la exigencia. Pero no sabe lo que es un cachete, como nos educábamos antes... ¡a leñazos!

Amor es eso. Dar sin pedir nada a cambio. Y alguien que comparte su vida contigo te demuestra que cada día es San Valentín.

Así que, familia, sólo os puedo decir que os quiero más que nada en el mundo y que si hiciese falta dar la vida por cualquiera de vosotras, no lo dudaría ni un segundo.

Sois mi fuente de inspiración, mis musas. Mi vida sólo tiene sentido a vuestro lado... y para vosotras va esta fotografía de hoy que si alguien quiere saber cómo se hizo, que lo deje en los comentarios porque puede dar para otra publicación. Únicamente os diré una cosita: es una exposición única, no hay dos fotos unidad ahí.

Feliz día de San Valentín.


Comentarios

Entradas populares